fbpx

3 ideas de menús de Navidad sanos: clásico, mediterráneo y vegano

3 ideas de menús de Navidad sanos: clásico, mediterráneo y vegano

Las comidas y cenas de Navidad están a la vuelta de la esquina y te encuentras con un triple dilema. Quieres seguir cuidándote en estas fechas, pero no restringir. Quieres sorprender a tus invitados con algo espectacular, pero no pasarte horas y horas en la cocina. Y, si eres como yo, quizá te preocupa el origen de los productos animales, pero no quieres renunciar a ellos.

He creado 3 opciones de menú que reúnen todo eso que buscas. La primera es la que recuerda a la versión más clásica, pero reinventada para que sea más saludable y ecológica. La segunda es la mediterránea. Y la tercera es una opción vegana muy original. Todas cuentan con entrantes, plato principal y postre. Puedes elegir una o hacer tu propia combinación para crear tu menú ideal.

Entrantes

La gente va llegando, el plato principal se está haciendo, y necesitan algo para ir picando mientras quienes hacía tiempo que no se veían (quizá desde las Navidades pasadas) se ponen al día. ¿Qué pueden encontrar sobre la mesa?

1. Repertorio ibérico

Los más carnívoros, castizos o simplemente con mucha hambre disfrutarán de una tabla con productos de charcutería, la más popular en las reuniones españolas. Muchos supermercados han desarrollado una amplia selección de carnes ecológicas, que garantizan el bienestar animal, lo que a su vez repercute en una mayor calidad. Así que todos ganamos.

  • Jamón curado: el rey, el imprescindible en esta tabla. La mayoría de opciones ya preparadas están cargadas de nitritos y nitratos, pero hay algunas que no: solo carne.
  • Jamón cocido: sé que es controvertido incluirlo aquí, pero yo lo pondría, porque no a todos nos gustan los sabores más fuertes de los productos que vienen a continuación. La mayoría de los que encontramos en los supermercados son francamente malos: menos de la mitad de carne (o mezclas extrañas de carnes, con poco jamón de verdad) y el resto, aditivos y azúcar. Así que cuidado.
  • Chorizo: a mí no me gustan este tipo de productos, pero oye, no hay que demonizarlos. Tienen mala fama por su alto contenido calórico y de grasas saturadas, pero no hay problema dentro de un consumo moderado. De nuevo, hay que fijarse en los ingredientes.
  • Fuet
  • Lomo
  • Queso curado o semicurado de vaca, cabra y/u oveja: ¡mi parte favorita!
  • Pan: elige integral y con los menos aditivos y azúcares añadidos posible. Si quieres ser más original, experimenta con harinas no solo de trigo, sino de centeno, espelta, etc.

2. Gourmet di mare

Una opción para exquisitos y para todos aquellos que desearían estar pasando la Navidad en un crucero por el Mediterráneo. Elige productos de pesca sostenible.

  • Salmón ahumado: la estrella, el equivalente del jamón curado en este menú. Nunca falla.
  • Salsa tzatziki: mi salsa preferida para hacer bocaditos de salmón ahumado. Lleva los siguientes ingredientes: yogur (existen opciones ecológicas; también se puede usar yogur de soja), pepino, aceite (siempre uso aceite de oliva virgen extra), menta fresca, ajo, zumo de limón y pimiento.
  • Eneldo: la especia que mejor combina con el salmón.
  • Aceitunas verdes y negras
  • Tomates cherry
  • Mejillones
  • Pan

3. Oriental y vegetal

Una opción perfecta, no necesariamente para veganos, simplemente para aquellos a los que les gusta experimentar con los sabores.

  • Hummus: la receta básica es la siguiente:
    • garbanzos cocidos
    • 1 cucharada de tahini (pasta hecha con semillas de sésamo, agua y sal)
    • un chorrito de aceite
    • Le podéis añadir comino, zumo de limón, ajo, pimentón ahumado…
  • Crudités de zanahoria, pepino y calabacín: corta las verduras en palitos para untar en el hummus. 
  • Dátiles: el fruto seco más sabroso y popular del Próximo Oriente.
  • Ensalada de algas y zanahoria con semillas de sésamo y salsa de soja: ¡nos vamos al Lejano Oriente! Prueba a hacer cuenquitos con esta ensalada.
  • Edamame
  • Chips de patatas al microondas: vale, esto no es oriental, solo vegetal, pero ayudará a descubrir cómo comer patatas fritas sanas en vez de las de bolsa. Solo hay que pelarlas en rodajas finas, añadir sal (opcional: especias) y meter cada tanda al microondas unos 6-7 minutos a 750 w, vigilando que no se quemen.
  • Pan: en este caso, puedes poner el broche sirviendo pan de pita.

Plato principal

Si no te has pasado con los entrantes, la gente todavía tendrá hambre para el plato principal. Y mejor que la tengan, ¡porque te va a quedar súper rico!

1. Ensalada de pollo con granada y salsa de yogur

Basta de estereotipos, esta ensalada es de todo menos aburrida. Ideal para comer un plato equilibrado y completo lleno de sabores navideños.

Ingredientes para 4:

  • 600 g pechuga de pollo
  • lechuga romana
  • 2 pepinos
  • 2 manzanas
  • 2 aguacates
  • 1 granada
  • 150 g queso feta o similar
  • 80 g almendras o anacardos
  • Salsa:
    • 1 yogur
    • 1 cucharada de miel
    • 1 cucharadita de mostaza
    • sal y pimienta

Preparación:

  1. Poner a remojo en abundante agua la lechuga partida en trozos, con 1 h de antelación, para que esté bien tersa.
  2. Hacer la pechuga de pollo a la plancha.
  3. En una tabla de cortar, partir el pollo en dados y echar en un bol o fuente.
  4. Añadir el pepino, la manzana y el aguacate, partidos en dados.
  5. Desgranar la granada y añadir al bol.
  6. Mezclar los ingredientes de la salsa de yogur en un bol pequeño y remover bien. Verter en el bol y mezclar.
  7. Cuando se vaya a servir, añadir el queso. Escurrir y secar la lechuga y añadirla. Mezclar todo y adornar con las almendras o anacardos troceados.

2. Gambones con guarnición de arroz salvaje

Los gambones tienen una preparación sencilla pero te harán quedar como todo un chef. Para acompañarlos puedes servir arroz normal, integral, basmati… pero el arroz salvaje (que no es arroz realmente, pero llamémoslo así) le dará un toque de cocina de diseño por su color negro. ¡Cuidado con los tiempos de cocción! Son diferentes a los del arroz normal.

Ingredientes para 4:

  • 16 gambones
  • 4 cucharadas de aceite
  • 4 dientes de ajo
  • sal gorda al gusto
  • perejil al gusto
  • 120 g arroz salvaje

Preparación del arroz salvaje:

  1. En una olla, echar el arroz salvaje con el triple de agua.
  2. Llevar a ebullición.
  3. Bajar el fuego y dejar que cueza unos 50 minutos.

Preparación de los gambones:

  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Forrar una fuente de horno con papel apto para hornear.
  3. Colocar los gambones.
  4. Elaborar una salsa con aceite, sal, ajo picado y perejil.
  5. Rociar la salsa por encima de los gambones.
  6. Hornear durante 7-10 minutos, vigilando porque depende del tamaño de los gambones.

Me da la impresión de que la gente se ríe cuando hablamos del tofu, como si fuera la opción menos deseable que la carne pero que se ven forzados a comer los pobres vegetarianos. Rompe esa idea con esta receta. Es quizá la que requiere un poco más de preparación, pero merece 100% la pena.

Acompaña con verduras asadas: te sugiero calabacín, berenjena y pimiento. Las puedes hacer al microondas si quieres dar un respiro al horno.

Postres

El toque final pero no por ello menos importante. Después de todo, hay que prolongar un poco la sobremesa. Elige tu favorito. Puedes combinar con dulces navideños, que aquí no somos estrictos.

1. Galletas de jengibre navideñas

No, no son solo para las películas, ¡tú también puedes hacerlas! Anímate a darles formas divertidas. Si no te quedan perfectas, no pasa nada, así no dará pena comérselas 😉

Ingredientes:

  • 125 g avena
  • 2 cucharadas de crema de cacahuete
  • 30 ml agua templada
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Stevia
  • Pizca de sal
  • Opcional: aceite

Preparación:

  1. Tamiza la avena y el bicarbonato sódico.
  2. Añade la crema de cacahuete a estos ingredientes y mezcla bien.
  3. Añade la canela y el jengibre.
  4. Añade el agua templada y una pizca de sal hasta que tengas una bola de masa. Te recomiendo diluir primero la sal en el agua templada y después verterla en la mezcla.
  5. Deja que la masa asiente durante 20 minutos.
  6. Pon un poco de harina en la superficie sobre la que vas a estirar la masa.
  7. Estira la masa con un rodillo y corta las galletas en diferentes formas, usando moldes o un cuchillo.
  8. Coloca las galletas en una bandeja de hornear con papel vegetal (si no tienes papel, puedes añadir unas gotas de aceite a la bandeja).
  9. Precalienta el horno a 180ºC y hornea las galletas durante unos 10 minutos.

2. Macedonia de frutas y frutos secos

El postre que tiene una mejor relación trabajo-sabor. Con apenas nada de esfuerzo, da grandes resultados. Sirve una cucharada del zumo que echan las frutas a cada persona, no dejes que se quede todo en el fondo, y así estará más jugosa la macedonia.

Ingredientes para 4:

  • 1 manzana
  • 1 plátano
  • 1 granada
  • 1 kiwi
  • 1 naranja
  • 50 g anacardos
  • 50 g nueces

Preparación:

  1. Pelar y picar en cubitos pequeños las frutas. Mezclar.
  2. En el momento de servir (no antes para que no se ablanden), añadir los frutos secos partidos en trocitos.

Últimamente estoy obsesionada con ellos. Adoro las recetas en las que parece que has horneado pero no has tenido que hacerlo, solo amasar y a la nevera. Te encantarán, y son adictivos.

Ingredientes (4-5 porciones):

  • 75 g zanahoria
  • 40 g anacardos
  • 40 g almendras
  • 5 dátiles, deshuesados
  • 2 cucharaditas canela
  • 1/8 cucharadita nuez moscada
  • 1/8 cucharadita clavo

Preparación:

  1. Pon los 75 g de zanahoria en el procesador de alimentos, y procesa hasta que tener trozos pequeños.
  2. Después, sácalos del procesador de alimentos, colócalos en papel de cocina o trapo limpio, y drena todo el exceso de líquido (este es un paso muy importante!).
  3. Pon los trozos de zanahoria otra vez en el procesador de alimentos, y procesa con el resto de ingredientes hasta que se forme una bola de masa, unos 35 segundos. Necesitarás raspar los laterales una o dos veces.
  4. Haz 14 pequeñas bolitas.
  5. Ponlas en un plato con papel vegetal, y colócalas en la nevera durante por lo menos 15 minutos.

Espero que hayas cogido buenas ideas para elaborar tu menú de Navidad. Mi único problema ahora es que no sé cuál elegir… ¿Y tú?

¡Etiquétame en instagram si te animas!: @paolapetrinut

50

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top